"Carta abierta a los aficionados", per Marc Del Río

Abans de tot, el més just seria posar en situació als nostres aficionats. Marc Del Río Gómez, entrenador del Cadet Masculí, posa punt i final a la seva tasca com a entrenador del nostre club. Marc, un dels pilars fonamentals del projecte que va començar amb el nom de Bàsquet Valldaura, i que avui tots coneixem com Bàsquet Nou Barris,  ha decidit deixar-nos, sens dubte, amb un munt de bones experiències i moments per a recordar.

 

La seva tasca com a entrenador i, aquest any, com a jugador, podriem dir que ha traspassat les línies de joc i el sostre tapat del nostre pavelló. Amb la seva simpatía, amistat, inteligència, esforç i treball, ha aconseguit guanyar-se la majoria dels cors, d'almenys, un gran grup d'aficionats, seguidors, jugadors i companys entrenadors. Per aquest motiu, en Marc, ens va voler facilitar una carta oberta a tots els aficionats, companys i jugadors del nostre club, on repassa i agraeix tots els moments que ha passat al club. El millor és que la llegiu, aquí la teniu:

 

" Siempre es complicado empezar una despedida. Y más aún cuando la inexperiencia domina en este tema. Creedme en la dificultad de elaborar estas líneas. Vienen muchos recuerdos y muchas imágenes a mi cabeza difíciles de borrar, imposible diría. Todo comenzó en setiembre de hace ya dos años, cuando conocí a Aaron, a Ignasi y a un grupo de chavales con mucha ilusión por el baloncesto y que se disponían a comenzar una nueva temporada con un nuevo entrenador. Difícil iba a resultar igualar o superar la tarea previa llevada a cabo por el maestro Paciencia. Una tarea que había logrado unir a un grupo de niños, cada cuál con lo suyo, pero que eran más que simples compañeros de equipo. Una responsabilidad muy grande para un novato de los banquillos y que gracias a un entrenador frustrado me abrió la posibilidad de ser entrenador. Siempre le estaré agradecido.

 

Dicen que el primer año siempre es complicado. Está claro que siempre ocurren cosas que dificultan tus planes. Pero con tan solo dos años de entrenador, tengo muchas dudas de que jamás vuelva a repetir una temporada tan brillante como aquella.


Preparamos esta segunda temporada que justo acabamos de dejar atrás sabiendo que el reto de jugar en Federación iba a ser complicado por la inexperiencia de los jugadores. Todo era nuevo al principio. Nueva pista, nuevos jugadores, nuevos técnicos. El equipo ha dado la cara en todo momento a lo largo de la temporada, ganando auténticos partidazos que exigían un gran nivel. Y aunque el desafío de unir 3 bloques diferentes en un mismo equipo se antojaba complicado, se ha cumplido con creces.


Ser entrenador de basket exige mucha dedicación, muchas horas. Los que realmente os habéis volcado en cuerpo y alma sabéis de lo que hablo. Entrenar supone un desgaste que conviene ir revisando con frecuencia. El baloncesto te atrapa. Es capaz de hacerte sentir lo mejor y lo peor de un día para otro. Cuando el juego y los resultados acompañan todo es más fácil. La decisión viene rondando por mi cabeza desde hace tiempo, y esta tomada desde hace unos meses. Creo que este es el momento para poner un punto en esta bonita historia. Un punto que desde mi parte no es un final. Me he sentido muy querido en Valldaura, y también en Nou Barris, donde aparte de entrenar he podido jugar para el club. Como decía, el punto y a parte nos servirá tanto al club como a mi para mejorar. Dejo el Cadete en manos de Alex, sin duda el mejor relevo que uno puede desear. Desde aquí, todo mi apoyo y toda mi suerte para ti, Alex.


En una despedida nunca te puedes olvidar de las personas que te han marcado. Me gustaría empezar por mis compañeros del Sub-21. Todos sabemos que ha sido un año complicado, y que lo fácil hubiese sido tirar la toalla a mitad de temporada. Pero gracias al bloque que hemos estado ahí, tanto en las buenas como en las malas, sé que guardaré una relación muy especial con vosotros. No os voy a olvidar. Tampoco me quiero olvidar de Paco, un entrenador que me ha ayudado a mejorar como jugador y también como entrenador.


En una despedida tampoco puede faltar el recuerdo por las personas que te hacen grande. En mi caso, los cadetes. Lamentablemente sé que no todos guardareis el mismo recuerdo de mi, y que alguno se alejará de lo que realmente me gustaría que pensaseis. Sois libres de hacerlo. A los que hemos remado siempre en la misma dirección, solo os puedo dar las gracias. Gracias por haberme enseñado tantísimas cosas, muchas que ni podéis imaginar. Ha sido un verdadero placer compartir tantas horas con vosotros. Espero haberos enseñado un poco de baloncesto. Ese era el objetivo. La próxima temporada empezareis un nuevo camino con distintos entrenadores que os seguirán enseñando para que mejoréis. Aprovechadlos, de verdad.


Me gustaría agradecer también la tarea de Ignasi y de Sergio como entrenadores ayudantes. Habéis sido pilares fundamentales para que el proyecto de cada temporada saliera adelante. El mérito también os incluye a vosotros. Gracias a los dos.

Alex Paciencia y Raúl Morales siempre habéis estado ahí. Mi aventura por Nou Barris sin vosotros no hubiese sido la misma. Me llevo a 2 amigos que van a estar por mucho tiempo ahí. Gracias por todo lo que me habéis ayudado y por las risas que siempre me habéis sacado.


Y como no podía ser menos, gracias a la persona que apostó por mi y que me dio la oportunidad de dirigir por primera vez a un equipo de baloncesto. Todos sabéis a quien me refiero. Aaron, te he considerado como un hermano mayor durante estos dos años, y aunque parece que ahora nuestros caminos se separan, siempre te voy a agradecer todo lo que has hecho por mi. Sé que muchas veces defenderme ante la gente ha resultado una dificultad, y que también me he librado de alguna bronca que con casi toda probabilidad merecía. Personas como tu, no solo son necesarias en clubes de baloncesto. Lo tuyo va más allá. Un esfuerzo, una dedicación innata. Te deseo toda la suerte del mundo en lo personal, y también en lo profesional. Lo mereces todo.


Poco mas me queda  por añadir. Me gustaría pediros un pequeño favor. El próximo 1 de junio se celebra en el polideportivo el Torneo de la Prosperitat. Me gustaría poder reunir al mayor número de personas que habéis estado a mi lado en estos años para poderme despedir mas allá de un simple texto. Y también para rendir un merecido homenaje al cadete, que se lo ha ganado después de un largo y duro esfuerzo a lo largo de la temporada que viene desde setiembre.


Por mi parte, esto es todo. La próxima temporada nos seguiremos viendo por las gradas para apoyar a nuestro club. Y seguiremos disfrutando del espectáculo que nos darán nuestros jugadores. ¡Hasta pronto!"

 

Des d'aquí, i en nom del club, volem agraïr a en Marc tot el treball i esforç dedicat al nostre, encara, jove club, i desitjar-li el millor en la seva vida professional i personal. Com bé tu dius, Marc, això es tracta d'un punt i apart en la teva etapa al club i, sens dubte, t'esperem amb els braços oberts sempre que ho vulguis. La teva figura com a entrenador, jugador, però sobretot com a persona, ha fet més gran el nostre club i esperem que en el futur pugui tornar-se a repetir. Gràcies Marc, i fins aviat!


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Ignasi (jueves, 23 mayo 2013 09:26)

    Eres muy grande marc!

  • #2

    Quim (jueves, 23 mayo 2013 11:56)

    Gande marc! ahi estaremos !

  • #3

    Juan (sábado, 25 mayo 2013 10:45)

    Marc ha estado un gran placer conocerte durante una temporada y darte las gracias desde toda la junta por tu gran dedicacion tanto en lo profesional como entrenador y en el aspecto humano y deportivo como jugador decirte que aqui siempre tendras una puerta abierta y que desde el club esperamos que vuevas lo antes posible un abrazo.